Featured

Después de una discusión con sus padres, un niño de 12 años robó la tarjeta de crédito de su mamá y voló a Bali

Esta es la historia de un niño de 12 años que robó la tarjeta de crédito de su madre y voló a Bali después de discutir con sus padres. Increíblemente, logró pasar por varios puntos de control de seguridad. Nadie le preguntó si se dirigía solo.

El valiente niño de 12 años viajó a Bali, Indonesia, después de haber robado la tarjeta de crédito de su madre. Se quedó allí por cuatro días, hasta que sus padres volaron para llevarlo de vuelta a Australia.

Es increíble que nadie le haya preguntado si viajaba solo y cómo se las arregló para atravesar varios puntos de control. Era de esperar que las autoridades australianas notaran que algo andaba mal, sin embargo, esto no ocurrió. Fue en inmigración, de Bali, donde alguien le preguntó quién era.

El chico decidió huir a Bali después de sostener una pelea con su madre. Robó su tarjeta de crédito y reservó un boleto de avión a Denpasar. Afirmó que consiguió un buen negocio por el bajo costo del boleto.

A pesar de que no estaba buscando boletos económicos, sí investigó las aerolíneas en las que no existe la necesidad de un permiso por escrito para viajar al ser menor de edad y descubrió que Jetstar cumplía con sus expectativas.

Tenía todo lo que necesitaba para volar solo a Bali. Su tarjeta de identificación demostraba que tiene más de 12 años, que está en la escuela secundaria y también tenía un pasaporte válido. El niño fue a ver a su abuela para que lo ayudara a darle su pasaporte, el último obstáculo para su escapada a Bali. Ella lo ayudó y le dio su pasaporte.

Empacó su mochila con lo esencial, como un par de camisetas, pantalones, protector solar, sandalias y sus boletos. Además, antes de tomar su scooter para tomar el tren hacia el aeropuerto, le dijo a sus padres que iba a la escuela.

Solo tenía un bolso de mano, así que no tuvo que ir al mostrador para registrarse y utilizó un quiosco de autoservicio. Además, se las arregló para evitar las preguntas que el personal de Jetstar podría haber hecho al verlo.

Abordó un vuelo de conexión a Perth y desde allí voló a Denpasar. En inmigración de Denpasar, le preguntaron por su madre.

Le dijo al oficial de inmigración que ella estaba esperándolo afuera. El oficial le creyó y le dio un sello de visa de entrada en su pasaporte. Una vez que obtuvo el sello de entrada en su pasaporte, fue libre para disfrutar en la isla.

Pero este inteligente chico de tan solo 12 años no solo reservó sus boletos, sino que también reservó una habitación en el Hotel All seasons. Una vez que aterrizó en la isla, cogió un taxi en bicicleta Go Jek para ir al hotel.

En Bali, se divirtió durante cuatro días como solo un niño puede. A pesar de no tener licencia, alquiló una motocicleta y, a pesar de ser menor de edad, probó la cerveza y grabó toda esta aventura en su teléfono móvil.

Publicó chek-ins en sus redes sociales, lo que ayudó a las autoridades a descubrirlo. Publicó sus fotos y videos y gracias a esto las autoridades rastrearon su teléfono en Bali y le dijeron a sus padres su ubicación.

Luego sus padres reservaron boletos para Denpasar pero, desafortunadamente, fueron detenidos en Perth por no haber reservado el boleto de regreso. Firmaron una exención y visitaron la isla.

Lo atraparon, y ni siquiera podemos imaginarnos lo felices que estaban después de reunirse consu hijo. Aunque, por otra parte, la factura de la tarjeta de crédito seguramente fue muy alta.

Ahora, Jetstar no permite que los niños mayores de 12 años viajen solos o sin un permiso por escrito de sus padres, para así evitar futuros problemas.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Most Popular

To Top