Moda

Los errores más comunes que estás cometiendo con tu cabello

Las mujeres se preocupan por la apariencia de su cabello y se esfuerzan muchísimo por realzar su belleza. Desde teñirlo y cortarlo, hasta tener sesiones regulares en el salón, las mujeres mueven cielo y tierra para cuidar adecuadamente su cabello. Pero, a pesar de los esfuerzos continuos para cuidar el cabello, algunas enfrentan problemas como la caída, las puntas abiertas, el adelgazamiento del cabello, etc. La razón de esto es que se equivocan al realizar ciertas actividades cotidianas y eso genera un impacto negativo.

¡Evita estos errores comunes y ten un cabello liso y hermoso sin esfuerzo!

1. Estás utilizando productos de estilismo con demasiada frecuencia

Es posible que tengas una gran cantidad de productos para peinar el cabello, como planchas, secadores, geles, aerosoles y mousses, etc. Y cada vez que sales, sientes la necesidad de pasar la plancha rápidamente para suavizar tu cabello o darle volumen con el secador. Si haces este tipo de cosas, debes cambiar. Y es que esta es una práctica incorrecta porque hace un gran daño a tu cabello. Seca su humedad natural y lo hace seco y propenso a la rotura. Por lo tanto, la textura de tu cabello tiende a empeorar si continúas usando calor y productos basados ​​en productos químicos.

2. No estás lavando tu cabello correctamente

Debes cepillar tu cabello antes de lavarlo. Además, usualmente aplicamos el champú directamente, pero lo correcto debería ser, primero, echar un poco de champú en la palma de la mano, frotarlo para formar la espuma y luego aplicar esta espuma en el cabello. Ahora, la cantidad dependerá de la longitud de tu cabello. Debes masajear suavemente el cuero cabelludo, solo con la punta de los dedos. ¡No uses las uñas para hacer esto nunca! Si sigues este procedimiento, notarás que no habrá una caída intensa del cabello.

3. Es habitual lavarte el cabello con demasiada frecuencia

Si crees que lavar tu cabello con demasiada frecuencia lo mantendrá saludable, estás equivocada. Lavarlo seguido o muy pocas veces, son opciones igualmente dañinas. Primero debes conocer tu tipo de cabello para calcular la cantidad de tiempo que necesitas para lavarlo. Si tienes pelo graso, debes lavarlo después de cada dos días, y si tienes cabello normal, lavarlo dos veces por semana es más que suficiente.

4. Peinas tu cabello muy a menudo

Al peinarte, no debes ser demasiado dura o agresiva. Además, no debes peinar tu cabello con mucha frecuencia. Un peinado agresivo y excesivo dañará el cabello a largo plazo, ya que lo hará propenso a romperse. Esto, a su vez, conducirá a la caída. Así mismo, debes evitar peinarlo cuando todavía está mojado, pues esto conducirá también a la caída del cabello. Primero, desenreda los cordones con la punta de los dedos, espera a que se sequen y luego cepíllalos suavemente. Acostúmbrate a usar siempre un peine de dientes anchos.

5. Sostienes el secador en el ángulo incorrecto

¿Sabías que el uso incorrecto del secador puede dañar el cabello y causar adelgazamiento del mismo? Para usarlo correctamente, primero debes secar con una toalla tu cabello mojado. No presiones al máximo la temperatura del secador, mantenlo a la mitad y colócalo sobre tu cabello desde la raíz hasta la punta. Si aumenta demasiado la temperatura, el calor destruirá la proteína del cabello. Además, asegúrate de no hacer contacto con el secador en el cuero cabelludo, ya que puedes quemarlo. Úsalo durante no más de 5 minutos, y en el caso del cabello corto 2 o 3 minutos son suficientes. Por último, aplica un poco de aire frío a través para calmar tu cuero cabelludo.

6. No comes tus alimentos oportunamente

La dieta es un punto importante para mantener un buen cabello y un cuerpo sano. Si no lleva una dieta equilibrada, tu cabello no obtendrá el suministro necesario de vitaminas y minerales. También puede suceder que lleves una dieta balanceada, pero aún así, la calidad de tu cabello podría reducirse. Esto puede deberse a que no comes tus alimentos a tiempo, lo que afecta el funcionamiento general del cuerpo y conduce a la pérdida repentina de cabello. Intenta incluir huevos, carne, verduras, lentejas, frutas y nueces en la dieta y tu cabello mejorará naturalmente.

7. No llevas gorra ni sombrero

Si sales al sol, asegúrate de proteger tu cabello. Los nocivos rayos UV del sol pueden dañar los folículos pilosos y provocar una pérdida de cabello inesperada. Asegúrate de cubrir tu cabello con una bufanda o ponte una gorra cuando salgas al sol.

8. Dejas el cabello suelto cuando duermes

Si tienes cabello largo o mediano, siempre debes atarlo antes de acostarte. De esta manera, no se enredará demasiado por la mañana. Si no te sientes cómoda con las trenzas, asegúrate de amarrarlo al menos. Pronto, será algo habitual. Esta práctica restaura la fuerza de los folículos capilares y mantiene la textura intacta.

9. No has limpiado tu peine en meses

Mucha gente tiene peines muy sucios. ¡Es común que no laves el peine durante meses! Como resultado, cada vez que cepillas tu cabello arrojas más suciedad hacia él. Por lo tanto, no solo extraigas el exceso de cabello de su peine y vuelvas a usarlo. Asegúrate de lavarlo bien con jabón y agua tibia una vez a la semana. Esto lo esterilizará y mantendrá el cabello limpio y saludable también.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Most Popular

To Top