Uncategorized

¿Tienes un tipo de piel combinada? Aquí hay 7 trucos faciales que debes probar

¡Hola, señoritas!
Permítanme compartir hoy algunas ideas con todas ustedes, lectoras fabulosas; que indudablemente les ayudarán. Hay tipos de pieles: grasas, secas, normales, combinadas. Todas necesitan diferentes tipos de cuidado. El cuidado para la piel grasa no será igual que para la seca, etc. Por eso hoy hablaremos sobre algunos remedios caseros para la piel combinada.

Entonces, ¿qué es exactamente la “piel combinada”?

Tener un tipo de piel combinada significa que tu piel es grasosa y seca. La zona T suele ser grasosa, mientras que las mejillas son entre normales y secas. Así que veamos algunos remedios caseros naturales, saludables y asequibles.

  1. Jugo de limón con miel

Exprime un poco de jugo de limón en una cucharada de miel para formar una pasta. Usala por 15 minutos. El limón puede remover el bronceado mientras que la miel ayuda a humectar la piel. Es un remedio ideal para pieles mixtas.

  1. Cuajada con agua de rosas

Agrega agua de rosas y miel a una cucharada de cuajada. Mézclala bien y luego aplica la pasta. Déjala reposar por 10 minutos y luego lávate la cara. La cuajada ayuda a restaurar la humedad, mientras que el agua de rosas tonifica la piel.

  1. Cuajada y avena

La avena puede ser un gran exfoliante y puede eliminar las células muertas de la piel. La avena cocida con cuajada se convierte en un buen exfoliante para aplicar en la cara. Concéntrate más en la zona T que en las mejillas. Masajea suavemente y lávate con agua.

  1. Limón y plátano

El limón puede combatir el exceso de grasa, mientras que el plátano compensa una gran crema hidratante. Mash plátanos, aplique un poco de jugo de limón y mezcle bien para formar una pasta fina. Aplicar esto a la cara. Déjelo permanecer hasta que se seque, antes de lavarlo.

  1. Miel y pepino

Este remedio funciona maravillosamente para el tipo de piel combinada. Extrae un poco de jugo del pepino y luego agrega un poco de miel. Mezcla bien y aplícalo en la cara. Deja que se seque completamente y luego lava tu cara con agua fría.

  1. Plátano y claras de huevo

Las claras de huevo son excelentes para hidratar la piel. Pueden tensar la piel, mientras que las bananas pueden ayudar a humectarla. Pon los plátanos triturados en claras de huevo. Agrega esto a la zona T primero y luego al resto de las áreas de la cara. Después de 10 minutos, lávate.

  1. Pepino, leche en polvo y cuajada

Este remedio es ideal para los veranos, ya que te da un efecto refrescante. Mezcla jugo de pepino, cuajada y leche en polvo. Aplica esta mezcla en la cara. Espera a que se seque antes de lavarte. Esto aligerará y aclarará tu piel.

Intenta utilizar estos remedios al menos una vez a la semana para ver cambios maravillosos en tu piel en muy poco tiempo.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Most Popular

To Top